Las 10 claves para ganar un debate político

10 claves para ganar un debate político

Un debate político es mucho más que entregar propuestas concretas para que el público decida. Un debate político es también comunicación. Es donde se pone a prueba la capacidad de los candidatos para conectar con asertividad, instalar mensajes y utilizar esa comunicación no verbal que es tan o más poderosa que todo lo demás.

A pocos días de que se realicen las primarias 2021,  te entrego entrega 10 claves para GANAR en un debate político y que son los imprescindibles para cualquier persona que busque triunfar con su comunicación.

1.-El objetivo es la audiencia:

En un debate lo más importante es tu audiencia, no los participantes. Recuerda que debes convencer a las personas que te están escuchando con un lenguaje sencillo, pero con argumentos concretos para que el público entienda tus propuestas. No te obsesiones con lucirte tú, sin antes ponerte en la piel de la audiencia y proponer soluciones que empaticen con la ciudadanía.

2.-Un mensaje memorable:

Los candidatos gastan más energía en cómo defenderse y se olvidan de lo más importante: sin un mensaje no te escucharán y se irán a la competencia. Donald Miller (autor de “Storybrand), decía que las personas no siempre compran o siguen lo que es mejor sino lo que entienden más rápido. Esto no quiere decir que no prepares todas las preguntas difíciles, pero céntrate en las ideas que quieres instalar y dejar en tu audiencia. Un mensaje persuasivo debe ser: CLARO, PERSUASIVO Y REPETIBLE.

3.-Un inicio imbatible:

El momento de máxima atención en el público es siempre el comienzo de tu discurso. Si tu comienzo va a ser más y mejor recordado, y además pondrá a tu audiencia a favor o en contra, necesitas que sea imbatible. En retórica se denomina captatio benevolentiae a aquellas expresiones donde el autor se gana el favor del auditorio desde el comienzo. Independiente de la primera pregunta que te hagan, es necesario llamar la atención con un mensaje poderoso y que mueva a tu audiencia. Todo lo que decimos al inicio tiene más posibilidades de ser recordado y si lo preparas bien, podrás superar con éxito los nervios iniciales.

4.- Programa tu mente:

Los candidatos necesitan llegar con el convencimiento de que lo van a hacer bien, con un espíritu positivo, dejando a un lado todos los miedos e inseguridades que surjan en sus pensamientos. Antes del debate debes trabajar tus creencias potenciadoras y realizar una visualización satisfactoria del evento, independiente de los resultados. Recuerda siempre que es difícil comunicar bien hacia afuera si por dentro nos hablamos mal. La actitud es a veces más importante que la aptitud.

5.- Prepara un discurso persuasivo

Aristóteles escribió hace más de 2000 años en su famosa Retórica los tres tipos de argumentos persuasivos que hoy están más vigentes que nunca: Ethos, Pathos y Logos. Para que un discurso sea coherente y realmente convenza, los candidatos deben mezclar la credibilidad (Ethos), la emoción (Pathos) y la argumentación (Logos). Es clave lograr un equilibrio en estos tres puntos y eso significa que un candidato debe utilizar la emoción a través del Storytelling, ejemplos y metáforas para hablar desde el corazón, debe apelar a la razón (entregando cifras y evidencia en la información), para finalmente utilizar la credibilidad, que es la seguridad que te da el conocimiento y la autoridad, además de la comunicación no verbal.

6.-Gestiona bien tus emociones:

Un buen comunicador sabe gestionar sus emociones (alegría, tristeza, miedo, sorpresa, enfado y asco) de manera adecuada para mostrarse siempre sereno, tranquilo, equilibrado y no llegar nunca a la ira, perder los estribos, etc.… El candidato que se muestre más calmado, que se comunique con asertividad, pero no con agresividad, tendrá puntos ganados con la audiencia.

7.-Utiliza la postura de “neutralidad”:

Tanto si hablan con un atril delante como sin él, la postura de neutralidad es fundamental para que los candidatos den sensación de seguridad. Consiste en colocarse de pie, con el peso equilibrado en ambas caderas y los pies clavados al suelo. Brazos y manos se mueven al comenzar a hablar. Esta postura es fundamental para generar confianza en la audiencia y además servirá para que los candidatos proyecten mejor su voz. La postura siempre nos habla si la persona está tranquila, serena, si proyecta liderazgo o definitivamente está superada por los nervios.

8.-Brilla con tu voz:

nuestra voz no la podemos cambiar, pero sí el uso que hacemos de ella. Es importante que los candidatos jueguen con su voz y sean capaces de utilizar inflexiones de voz: utilizando una voz más alta y rápida para hablar de sus iniciativas y hacerlo más lento para hablar de historias que busquen emocionar. También es importante jugar con las pausas que son magistrales para captar la atención y reforzar las ideas más importantes.

9.- Cuida tu lenguaje No Verbal

Dicen que la comunicación no verbal corresponde al casi el 90% de lo que transmitimos. Por eso, tan importante como es cuidar el contenido, es cómo lo decimos.

No olvides que:

  • Cuidado cómo entras al set: Antes de comenzar con el debate, ya estás comunicando. Recuerda que te están grabando todo el tiempo así que recuerda sonreír, empatizar, cuidar los gestos que delaten preocupación y nerviosismo ya que te están mirando y evaluando siempre.
  • Uso de manos: Las manos deben reforzar el mensaje y nunca destacar por sobre lo que comunicas. No uses lápices en las manos porque sólo distraen y ensucian tu comunicación. Hablar con un lápiz solo demostrará inseguridad y hablará de tus nervios.
  • Cuidado con los momentos de escucha: Son aquellos en que el candidato no habla porque lo está haciendo otro. Aquí debes cuidar las expresiones y los gestos inadecuados que pueden ser mal interpretados por la audiencia.
  • No a los gestos distractores y sí a los ilustradores: Debes evitar utilizar aquellos gestos inadecuados que solo distraen al público como tocarse el pelo, rascarse la nariz, los ojos o la chaqueta. Son gestos que muchas veces denotan nerviosismo, incomodidad y que estamos ocultando información. Los gestos que sí debemos utilizar son los ilustradores: aquellos que acompañan nuestros mensajes y refuerzan lo que decimos.
  • Uso de la sonrisa: Todo el mundo prefiere ver una cara amable a otra que no lo es. Sonreír es una herramienta que empatiza, abre puertas, desarma cualquier ataque y deja la mejor impresión. Pero ojo, hay momentos en que no la debes utilizar.

10.– Y para los miedos: Naturalidad, humildad y corazón

Los miedos forman parte de cualquier comunicador y más aún de un debate político. Y si eso ocurre, si te quedas en blanco, si algo pasa que no tenías planificado, si te sorprenden con una pregunta que no sabes, la receta es: Naturalidad (no tienes que dejar de ser tú por estar en un set, ríete si algo ocurre, improvisa ya que siempre tienes esa capacidad de recurrir a tu historia e imaginación), Humildad (no tienes todas las respuestas, eres humano, las personas empatizan con la vulnerabilidad) y por último y algo que no puede faltar: Corazón (demuestra tu cercanía, si aparece tu emoción no la reprimas, cuenta tu historia….de lo contrario otro lo hará por ti).

Únete a la conversación, te invitamos a compartir este artículo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin